El té verde ayuda prevenir el alzhéimer

El té verde sólo resulta un termorregulador corporal eficaz o un reconocido diurético natural, sino que además su consumo supone un método de prevención contra el alzhéimer, o al menos, una forma de reducir los riesgos de desarrollar esta enfermedad. Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de McMaster, en Canadá, y publicado por el Journal of the American Chemical Society.

El estudio reveló que el galato de epigalocatequina (EGCG), un compuesto del té verde, detiene la formación de placas beta-amiloide, la cual se agrupa en placas que bloquean las conexiones sinápticas entre las neuronas. Aunque aún no está del todo clara la función que desempeña la beta-amiloide en el desarrollo del alzhéimer, sí se sabe que su aparición en forma de placas tiene que ver con esta enfermedad.

Los investigadores emplearon una resonancia magnética nuclear y observaron como el EGCG afecta la formación de estas placas impidiendo la formación molecular de compuestos dañinos capaces de afectar células sanas.

Gracias a estos hallazgos, extractos del té verde podrían utilizarse para prevenir la enfermedad degenerativa que hasta el momento no tiene cura.

Los comentarios están cerrados.