La ceremonia del té que hace la vida más agradable

El té fue inicialmente introducido por los monjes budistas en el siglo IX apróximadamente; y más tarde, hacia el siglo XIII fue introducido el té verde que conocemos actualmente como característico de Japón. La ceremonia fue evolucionando influenciada por el budismo zen.

Cha-ji alude a la ceremonia del té completa, incluyendo una frugal comida (kaiseki), té ligero (usucha) y té espero (koicha), prolongándose cuatro horas más o menos.

Quien realice la ceremonia debe estar familiarizado con la producción y los tipos de té, además del kimono, la caligrafía, el arreglo floral, la cerámica, incienso, suiseki y un amplio abanico de otras disciplinas y artes tradicionales.

El estudio de todas ellas toma muchos años, a menudo toda una vida.  Incluso para participar como invitado en una ceremonia del té formal se requieren conocimientos de los gestos y posturas adecuados. La manera apropiada de tomar el té y comer los dulces y la conducta general en la sala de té.

En las universidades japonesas, se ofrece la enseñanza de la ceremonia de té con los siguientes objetivos:

•   Hacer la vida cotidiana mas agradable

•   Vivir en armonía con los cambios de estaciones

•   Llegar a ser una persona de gusto refinado

•   Llegar a ser una persona honesta y sin miedo

•   Crear mejores relaciones humanas

•   Tener buenas maneras

Ofrecer la ceremonia de té significa hospitalidad.

Los comentarios están cerrados.